18 de mayo de 2014

Personas tóxicas y otras especies


El abismo como fuente conductora de la vida, es un limite al que muchos llegan por incapacidad de asumir la realidad.

   Nadie más incapaz de asumir el fracaso que el egolatra convencido de que después de él llegaran las 7 plagas de Egipto y todos los males de desencadenaran para los que no le ayudaron.
  Vampiros emocionales que se alimentan de la lealtad y la capacidad de amar de los demás, personas tan tóxicas para si mismas que respiran el aire que otros necesitan. 
  Roban las risas, el sueño, la verdad de los demás y su ego de acrecienta, se creen merecedores de todo y en realidad son nada. 
   Juegan siempre al yo-yo con la bondad ajena, no tienen nada por dentro estan vacios y se llenan de lo ajeno que toman como propio, los que estamos cerca no creemos que sea una maldad solo una debilidad hasta que el juego nos anula la capacidad de reaccionar.

  Defendamonos de los tóxicos si queremos seguir siendo lo que siempre hemos sido no lo que ellos pretenden. Tácticas de alejamiento de ellos:

 La comunicación sera directa, afrotando todo los que es error propio y ajeno.
  Sostenerse en el sentido del humor, relajar tensiones y reir, eso nos dejara responder más sencillamente al ''tóxico''. La risoterapia es beneficiosa tanto directa como indirectamente y desarma al pesimista.

   Centrar los pensamientos en otras personas, esto hara que no magnifiquemos y evitemos el colapso emocional realmente perjudicial
   Recordemos, soy feliz, mi vida es la realmente valiosa. Los tóxicos eligen bien a sus victimas, por eso un ''nO'' es la mejor defensa. Así evitaremos que el tóxico entre de nuevo en nuestro circulo de confianza.
      El enfado sera condescendiente y amable, aunque parezca complicado, es la única respuesta a los prepotentes que son inseguros y faltos de amor propio por eso su comportamientos.

   Desprendamonos de cualquier atisbo de emoción respecto al tóxico, nos alejaremos, los sacaremos de nuestra vida sin preocuparnos por él ni sus futuros comportamientos, adiós a los chantajes emocionales, solo se quedara atrás donde no volveremos la vista.
  La vida ya es dura de por si, sin que nadie venga a incrementar las dificultades. Queda la esperanza de recordar quien eramos antes de esa persona y volver a sonreír. Renazcamos y sigamos adelante

Para Oli y Jenny por estar. Os quiero