28 de abril de 2014

Calabacines rellenos de gambas

Ingredientes:

Un calabacín grande.
Una cebolla mediana.
Una zanahoria.
150 gr. de gambas peladas.
125 ml. de caldo de pescado.
Una cucharada de harina.
40 gr. de queso rallado (por ejemplo emmental, cheddar o parmesano).
Dos cucharadas de aceite de oliva virgen.
Sal.

Elaboración
Antes de empezar, lava el calabacín, sécalo y retírale los extremos. Corta el calabacín por la mitad y después divide cada una en cuatro trozos alargados. Retira la carne de cada pedazo. Vacía los trozos con un sacabolas o una cucharilla. Déjalos en forma de barquitas. Reserva la carne del calabacín. Cubre con film y mete en el microondas dentro de un recipiente apto.  En un recipiente apto para microondas, pon las cuatro barquitas, tápalas con film transparente y mételas durante dos minutos en el microondas para que se cuezan al vapor. 
    Rehoga la cebolla y la zanahoria juntas. Corta la cebolla en trozos muy finos, raya la zanahoria y ponla en una sartén con aceite de oliva, a fuego medio-bajo y con la sartén tapada, para que se rehogue. Añade la carne del calabacín y las gambas.  Añade la carne del calabacín a la sartén y deja unos minutos hasta que esté todo blandito. Añade las gambas troceadas y reserva ocho de ellas para decorar. Echa una pizca de sal. Agrega harina y caldo y remueve. Mezcla bien y echa una cucharada de harina. Remueve y añade el caldo dejando que espese sin parar de remover, siempre con cuchara de madera. Retiramos del fuego.
   Rellena, añade queso rallado y gratina en el horno. En una fuente de horno, coloca las barquitas y rellénalas con la mezcla anterior. Añade e
l queso rallado y gratina en el horno a 180 grados durante 10-15 minutos o hasta que el queso comience a estar dorado